Las autoridades del Fondo Monetario Internacional, el Grupo del Banco Mundial, La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial del Comercio (OMC), se congregaron con los directores ejecutivos de los principales fabricantes de vacunas para dialogar las estrategias para mejorar el acceso a las vacunas anti covid-19. Centrándose en los países bajos ingresos, medianos y el continente Africano. El conjunto de trabajo expresó su preocupación de que si no se toman medidas urgentes, existe la posibilidad de que no se logre vacunar al menos el 40% de la población a nivel mundial para finales del año 2021, con el objetivo de poner fin al Covid-19, y la recuperación económica mundial.

Los integrantes del grupo de trabajo, indicaron que si bien la producción mundial de vacunas es en general suficiente, las naciones de bajos y medianos ingresos no han recibido cantidades suficientes de vacunas, lo que ha ocasionado una crisis de desigualdad de vacunas. El grupo de trabajo da ánimos a los países y fabricantes de vacunas que han firmado un gran número dosis de vacunas a unirse de buena fe para acelerar urgentemente el suministro de vacunas Covid-19 a Covax y Avat. Estos dos mecanismos multilaterales son esenciales para la distribución justa de las vacunas.

Los miembros del grupo de trabajo apreciaron la voluntad del Director Ejecutivo de trabajar con ellos para acabar con las desigualdades en las vacunas y su voluntad de formar un grupo de trabajo técnico con el grupo de trabajo para intercambiar y coordinar la información de producción y la entrega de vacunas.

El conjunto de trabajo destaco que si ve a alcanzar el umbral de cobertura del 40% den todos los países para finales del año 2021, el gobierno y las empresas fabricantes de vacunas deben de tomas las siguientes acciones de forma inmediata:

Distribución de vacunas a países de ingresos bajos y medianos; Los integrantes del conjunto de trabajo indicaron que los países con altas tasas de vacunación han comparado un total de más de 2 mil millones de dosis de vacuna, lo cual excede la cantidad que se requiere para vacunar completamente a todas las poblaciones. El grupo de trabajo pidió una vez más a estos países que:

  • Intercambien sus planes de entrega a corto plazo con COVAX y AVAT,
  • Cumplan con sus compromisos de donación de dosis con entrega anticipada no asignada a COVAX,
  • Brinden opciones y contratos a las empresas de vacunas dónde se pueden administrar estas dosis a habitantes de paises de ingresos bajos y medianos bajos ingresos.

Adicional a eso, los fabricantes de vacunas deben priorizar y cumplir sus contratos con COVAX y AVAT.

 

Transparencia en el suministro de vacunas: para garantizar que las dosis lleguen a los países que más necesitan dicha vacuna, en particular a los países de ingresos bajos y medianos bajos, el conjunto de trabajo pide a las manufactureras de vacunas que compartan detalles sobre los cronogramas de entrega mes a mes para todos los envíos de vacunas; espacialmente para COVAX y AVAT. En sus comentarios, la Organización Mundial de la Salud resalto su llamado a una moratoria sobre las dosis de refuerzos hasta finales de 2021, con la excepción de los inmunodeprimidos, para ayudar a mejoramiento del suministro a las naciones de bajos ingresos.

Suprimir las restricciones y prohibiciones a la exportación: el grupo de trabajo insta a todas las naciones a abordar urgentemente las restricciones a la exportación, los aranceles elevados y cuellos de botella aduaneros sobre las vacunas Covid-19 y las materias primas y los suministros necesarios para la producción y distribución oportuna de las vacunas.

Simplificación y armonización de la reglamentación: El Grupo de Trabajo insta a todas las autoridades reglamentarias del mundo a crear coherencia y estandarización reglamentarias sobre la aprobación de vacunas y a respaldar la aceptación del procedimiento de Listado de Uso de Emergencia de la OMS. Paralelamente, se deben realizar esfuerzos para impulsar la producción de vacunas, diagnósticos y tratamientos a nivel mundial y acelerar la entrega equitativa de tales herramientas que salvan vidas a los países en desarrollo.