Solicitaron refuerzo urgente del Canal del Magdalena porque es más ancho y tiene doble vía para evitar estos inconvenientes.

Similar con lo sucedido hace unos meses atrás en le canal de Suez, la varadura del buque petrolero «Hoegh Esperaza»  en el área del Codillo en el canal Punta Indo, en donde se encuentra bloqueando el intercambio comercial de Argentina con el resto del mundo. Los barcos de ingreso y egreso se están acumulando a la espera de que las autoridades den solución del respectivo problema, por lo tanto se avecina un infortunio logístico de proporciones. La Prefectura Naval de Argentina se encuentra en la zona y por ahora, la única esperanza es el aumento de la marea, la cual posibilite desencallar al coloso de 294 metros de longitud y 46,03 metros de ancho.

 

Frente a la situación, varias voces se alzaron para pedir la inmediata puesta en marcha del » proyectado canal Magdalena que tiene diferencias fundamentales del diseño con el de Punto Indio. Sus 150 metros de anchos de solera, lo que permitirán ser un canal de vía doble, además el ancho no solo limita la navegación simultáneas. El punto Indio con solo 100 metros de ancho lo cual no solo limita la navegación, sino que además se presenta como una vía por demás estrecha, para los buques de grandes dimensiones, como el petrolero «Hoegh Esperanza», mientras otros tantos que circulan por esta única vía disponible.

Adicionalmente, el Magdalena estará orientado en el sentido natural de la corriente, situación que reducirá los costos de mantenimiento, además tendrá como efecto la mejora de tiempos de navegación. Esto se establece de esta manera, debido a que genera un ingreso y egreso directo de los buques hacia el mar desde Argentina de igual modo viceversa; integrando a Argentina marítima y la fluvial. Lo cual también implica menor tiempo y menor costo para los buques de mayor tamaño, puedan completar la carga en los puertos, tales como: Bahía Blanca o Quequén, y evita la navegación en la Zona Alfa frente a Montevideo donde los buques tienen demoras de 3 a 16 días, buques que por otra parte se dirigen o provienen en un 90% de puertos argentinos.

De todas maneras, el debate no es Magdalena sí, Punta Indio no. Lo importante es agregar la opción del canal Magdalena a la ya existente. Seguramente a un crucero o a un buque porta contenedores que hacen escala en Montevideo y en Buenos Aires les sirva más utilizar el Punta Indio, pero a un cerealero que cargó por ejemplo en Puerto San Martín y debe completar carga en Quequén o Bahía Blanca, o un gasero por sus grandes dimensiones, prefieran circular por el Magdalena.